Ezechiel Pailhès – Tout Va Bien (2017)

Ezechiel Pailhès – Tout Va Bien [Circus Company] (2017)

0
Ezechiel Pailhès – Tout Va Bien [Circus Company] (2017)

Dulces y bellas melodías de piano, baladas inspiradas en el jazz, imágenes cinematográficas, un cruce entre la nostalgia, el ensueño y el misterio, percusiones bien perfiladas, añadido a una sutil producción electrónica, forma en conjunto parte de la receta de Tout Va Bien, publicado bajo el sello Circus Company. Se trata del segundo álbum en solitario del compositor francés Ezechiel Pailhès. El primer tema, River Day, es toda una declaración de intenciones de lo que nos ha preparado este singular productor. El primer track nos sumerge en una introducción misteriosa y poética, apoyada por limpios efectos electrónicos que pronto se combinan, con un ritmo ligero, con acordes de órganos y la mesurada voz del propio artista. Deudor de Divine, su primer lanzamiento en solitario a partir de 2013, Tout Va Bien se enmarca en una línea más íntima, marcando el gusto de Pailhès por los estados de ánimo finamente elaborados y las derivas sin fin. Canciones como Tout Va Bien, Éternel Été y Promesse, van desde la vitalidad y el positivismo hasta la amargura y la angustia. Títulos como Octobre, Boyd London, o Le Fou Du Phare, ilustran el don de Ezechiel por componer baladas instrumentales, con emociones igualmente versátiles aunque dibujadas de forma cinematográfica, apoyadas por vocales susurrantes o cantadas. Ezequiel ha llegado a explicar que Ninguna palabra puede describir este tipo de canto, es una especie de ritornello, de canciones sin letra, lo cual se debe al hecho de que siempre pienso en las melodías como canciones.

A pesar de haber compuesto las piezas de Tout Va Bien al piano, Ezechiel toca y juega con numerosos instrumentos, como la clavietta, un sintetizador Moog Little Phatty, un órgano Korg Lambda análogo, instrumentos virtuales extraños, y toda una serie de percusiones exóticas recogidas a lo largo de sus giras. Insiste, sin embargo, en la dimensión escultórica de su obra compositiva, donde crea lo que él llama “ilusiones sonoras”, es decir, asociaciones entre los timbres de diversos instrumentos. Los paralelismos pueden recordar a los retozos sonoros y rítmicos de un Matthew Herbert sumado a la fantasía de un Nino Rota, consiguiendo con ello un resultado soberbio, de apariencia atemporal, compuesto por los mínimos elementos posibles, pero plagado de detalles, capaz de levantar hasta al público más difícil.

Si alguien quiere hacer algo bueno, debe aspirar a triturar los lenguajes ya conocidos. Sólo de las ruinas, como aquí hace el productor Ezechiel Pailhès, puede surgir una nueva electrónica que persiga el futuro.

El álbum estará disponible el 10.04.2017 en Circus Company.

 photo 76095c53-2606-43c1-a1f3-0f051b700aa9.jpg

No hay comentarios

Dejar una respuesta