Inicio Review Petroza – Endoscopy (2017)

Petroza – Endoscopy [Dogs & Vultures Records] (2017)

0

De vez en cuando das con un proyecto electrónico que desconocías y que al acercarte con detenimiento quedas atrapado por el halo que desprende: singular, heterodoxo, y aquí viene lo mejor, potente, magnético y bailable. El sello Dogs & Vultures Records vuelve con su segunda referencia, después de su apabullante Compilation Vol.1, y esta vez le toca al productor Petroza, con el EP: Endoscopy. De Petroza, de su persona, se sabe bien poco, pero de los que sí se sabe es de su estilo: crudo, económico en el uso de sonidos, pero nunca esquelético ni genérico. Ahora, con multitud de próximas referencias a sus espaldas, llega este nuevo trabajo donde demuestra, de forma magistral, cómo es capaz de encauzar su música con mano firme, como si se tratara de un jinete que se ha compenetrado a la perfección con su montura.

El track original, homónimo al título del disco, mantiene una tendencia férrea, en un recorrido que deja con ganas de una prórroga, donde se conjura el pasado para dar sentido a un presente donde lo importante no es la nostalgia, sino seguir soñando con el futuro.

El remix que le hace FK Club le añade dosis más psicotrópicas y lisérgicas, con unas atmósferas misteriosas, que lo convierten en un perfecto trip, con ideas brillantes, ejecutadas con elegancia, sin perder ni un ápice por el camino su intensidad percusiva y melódica. Killer remix.

El heterodoxo remix de Kike am Radar nos sumerge en una mezcla mágica, llevada a cabo con precisión clínica, hasta desenredarla, tirando del hilo hasta resolver la madeja. mientras unos sintetizadores emotivos generan una atmósfera arrebatadora hasta conseguir hacernos desaparecer.

Le sigue el track original Agorophobia, un tema pendular, fiel testimonio de su autor, que oscila de forma regular entre el baile nervioso y la calma desértica y misteriosa. Su propio remix es una demostración de la capacidad de registros que tiene el productor alemán, que sabe conducirnos en una narrativa con una sintaxis de mezcla tan cuidada y rigurosa a la que sólo se llega amando esta música.

El track de Monoblok, de sonido oscuro, energético y brillante, con atmosféricas guitarras eléctricas, potente bajo y percusión, siempre infeccioso y bailable, sin pertenecer a ningún género en exclusiva, mientras engarza el lenguaje digital en un tupido tapiz analógico.

Por último, el remix del dj y productor de Marsella Did Virgo, nos envuelve en unas percusiones que nos atrapan e hipnotizan hasta llevarnos a un viaje a través del espacio galáctico, un viaje divertido y contundente a la vez que profundo y oscuro, que hará crujir toda pista de baile que se precie.

Es cierto que son tiempos poco soñadores, pero Petroza, y el sello que lo acoge: Dogs & Vultures Records, resisten a la derrota, con un disco electrónico que cumple con honra, oficio y pasión, hasta convertirse en un bálsamo milagroso, de los que hacen rejuvenecer dos décadas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here