Inicio Review Robin Ball – Acid Stomp (2017)

Robin Ball – Acid Stomp [Memory Box] (2017)

0

Después de años hablando de la escena acid de DJ Pierre, Leftfield, Hardfloor y Joey Beltram, entre otros, el sello Memory Box decide dejar de lado la historia y se embarca en la suya propia, revitalizando el sonido más canonizado del acid house que marcó a una década. El productor inglés Robin Ball, también conocido por su trabajo en Resonators y bajo el sello Groovepressure, lleva involucrado en la escena del baile desde los 14 años de edad. Desde entonces, ha emergido como una voz singular con una discografía que aglutina lo esencial del acid de mediados de los años noventa. Ahora resurge y lo hace abrillantando y removiendo el género del acid house de la mejor forma con Acid Stomp, su EP publicado bajo el sello Memory Box.

El EP arranca con el amenazador track Acid Stomp con unas gorgoteantes líneas de Roland 303 que se mueven por encima de la cruda, seca y contundente percusión, capaz de poner de vuelta y media la pista de baila. Con el segundo track, Acid Dick, cambia el tono por un vibrante, profunda y embriagadora electrónica de alambre de espino, que se mueve implacable a lo largo y ancho de la pieza, capaz de freírnos nuestro cerebro a base de contracciones ácidas y técnica insuperable marca Ball. A continuación, la cuidada remezcla que hace de Sqolch, una pieza que hizo Ball junto a Neil Tibbetts, se presenta como un corte fresco y elástico, con modulaciones acid fluidas, acordes infundidos y un dubby que le confiere un sentido dinámico y bestial al conjunto del tema, capaz de perdernos en su multitud de campas con las que está compuesta Por último, Back in the Dayz de MVDC es un trabajo clave, que cierra este EP a baste de percusión old school, loop bass y esa energía tan propia del acid house noventero que conseguía enviar con frenesí a multitudes a la pista de baile.

Este Acid Stomp es una manera fantástica de poner en marcha un sello nuevo: Memory Box, dotándo al concepto musical de un peso semejante al que le confirieron los dioses que hicieron del género del acid house, una escuela, pero también una forma de vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here