Inicio Review Yo, DJ de saldo / Jamás Cobrarás

Yo, DJ de saldo / Jamás Cobrarás

2

En estos días de verano, caluroso mes de agosto, y por la red se han publicado últimamente un par de reflexiones muy interesantes sobre la situación actual del Dj y sobre los nuevos artistas o aquellos artistas que no realizan un producto mainstream, por un lado tenemos desde el blog ___ec_wip de Edu Comellas, artista especializado en musica experimental, y licenciado en Bellas Artes, Artes Visuales y Multimedia con una reflexión sobre la situación de crisis actual y como se aprovechan en los festivales de los artistas minoritario o los que empiezan, una reflexión muy interesante:
Jamás Cobrarás
” Este texto va para aquellos que tengan que sentirse aludidos y siempre respetando la labor de la gente que sigue creyendo que el trabajo se paga y que no hay nada gratis.Y que si no puedes pagarlo pues no lo hagas, ¿no es esa la lección que nos enseñaron nuestros padres cuando éramos pequeños y que parece que, dada la coyuntura, lo hayamos aprendido hace dos días? se ve que algunos todavía no lo han aprendido, o quizás si, y lo que han hecho es, olvidar.”

Y hoy se publicaba a través del blog ‘La Columnata‘ y firmado por Antonio Juan, una muy acertada visión del Dj, lo que se esta convirtiendo y lo que realmente es un Dj.
Yo, DJ de saldo
“Pese que el alegato que voy escribiendo pueda parecer de carácter meramente laboral, no se dejen llevar por las apariencias, es por amor al arte. Aunque los DJ no son artistas, sí sirven para diseminar ese arte. Pero esa maravillosa labor se está perdiendo junto con cada letra del otrora glorioso término independiente; ser DJ se ha convertido en un desfile donde vemos pasar monigotes disfrazados, gente sin criterio musical, pelotas cabineros venidos a más, ‘rock stars’ de postín, tronistas ciclados y triunfitos fracasados. Todos ellos llegan al unísono a una profesión vulgarizada gracias a intereses in-dependientes cada vez mayores, a una fama muy alejada de la verdadera razón musical. Hay más DJ interesados en ser alguien que en la música, afanosos de una fama palaciega y fugaz. Cada día es más fácil ver a un sucedáneo de DJ haciendo el mono encima de un bafle mientras suena por milésima vez el aberrante ‘Hey, Boy, Hey, Girl’, de los Chemical Brothers; cada día son más los que creen que la ecualización es una fórmula matemática; cada día es más difícil oír una buena sesión y más fácil escuchar la misma cantinela; y si me apuran, cada día es más difícil ver a un DJ hacer su trabajo con dignidad. Afortunadamente, sigue habiendo DJ de verdad de la buena, de esos que no se creen artistas y siguen viviendo para la música —y no de la música—. Desde esta modesta sección, a todos ellos les digo: gracias por no sucumbir; seguiremos luchando.”

2 Textos muy interesantes, llenos de verdades, y para hacernos reflexionar en estos últimos días de vacaciones.

Compartir

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here