Inicio Avance Trentemøller – Memoria (2022)

Trentemøller – Memoria [In My Room] (2022)

0

El próximo 11 de febrero se publicará el nuevo álbum de Trentemøller, el musico, productor, dj, multiinstrumentista danés, todo un veterano, un perfeccionista, un detallista.
Un artista que se inició en los 90s formando parte de bandas indies danesas, para en el 2003 debutar en solitario, publicando EPs en diferentes sellos discográficos, como en Poker Flat donde el 2006 publicaba su álbum de debut, ‘The Last Resort’, y posteriormente crear su propio sello discográfico de In My Room, donde publicaría otros 4 álbumes más, a parte de EPs, disco en directo y otro de remezclas, en el 2019, publicaba su último álbum, ‘Obverse’, y ahora llega este nuevo ‘Memoria’, donde la capacidad creativa, melancólica vuelve a mostrarse a un nivel muy alto.

Al contrario que en su anterior álbum, ‘Obverse’, donde no había la intención de presentarlo en directo, ahora ofrece un álbum lleno de instrumentos, voces, capas, un álbum que ha echo que Trentemøller construya nuevamente la banda de acompañamiento, para presentar el disco en directo, un directo que pasará por Barcelona el próximo 15 de marzo en la sala Razzmatazz.

Desde hace unos meses se viene presentando en forma de singles/videos varios temas de este álbum, 4 temas ya publicados de los 14 de los que se compone el álbum, la primera fue ‘In the Gloaming’, con la colaboración de Lisbet Fritze en las voces, y esos sonidos más dreampop, capas musicales que flotan en inmensidad del espacio, un tema atemporal, de ensueño, mágico. Luego llegaría ‘All Too Soon’, nuevamente con Lisbet Fritze en esas mágicas voces, con un sencillo riff de guitarra muy 90s, golpes secos de bateria, y esas texturas musicales que también sabe combinar y construir Trentemøller, la melancolia en su máxima expresión. Con el siguiente ‘Dead Or Alive’, nos movemos a sonidos más oscuros, nos acercamos más a los 80s más dark, con su bajo oscuro, y un tema llamado a ser un punto fuerte en los directos. Y el más reciente ‘No More Kisses in the Rain’, vuelven esas melodías y capas sonoras mas habituales en Trentemøller, lentas, oscuras, íntimas, etereas, con esas voces flotando por encima de las las melodias, las capas de sintetizadores y los riffs de guitarra se van abriendo paso en la oscuridad para ir dando entrada a las voces que nos atrapan e hipnotizan por completo.

En el resto del álbum, Trentemøller, su álbum más largo hasat la fecha, se mueve cómodamete con esas piezas oscuras, melancólicas, moviéndose en la oscuridad, la introspectiva, sonidos shoegaze, noise rock, dreampop o pop electrónico con gran maestría, desde esa dulce canción que abre el álbum, la presentación del mismo, la introducción, ‘Veil Of White’, la épica y dramática ‘Darklands’, con su muro de guitarras dando paso a la dulcera y ternura; más electrónico en ‘Glow’, la espiral sónica en ‘The Rise’, otro de esos temas que en directo han de ser majestuosos; la mezcla de tormenta y ambientes atmósfericos en ‘When The Sun Explodes’; la suavidad instrumental de ‘A Summer’s Empty Room’; el viaje oscuro y misterioso de la instrumental ‘Swaying Pine Trees’, con sonidos duros, más sucios, cabalgando en medio de la niebla; los mágicos sintetizadores de ‘Drifting Star’, un tema mágico; para contraponerse con el drempop de ‘Like A Daydream’, nuevamente con esa duce voz de Lisbet Fritze; y cerrando el álbum, con la cinematográfica ‘Linger’, como si los títulos de crédito se proyectaran en la pantalla. Un álbum completo, detallista, una vez más Trentemøller demuestra su calidad, su perfeccionismo, su dominio de las atmosferas oscuras, melancólicas, nos muestra su interior, y nos hace partícipes del mismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.